domingo, 10 de junio de 2012

Proceso Salud- Enfermedad, resumen personal.


La noción del concepto Salud, es una construcción social, esto se debe a que la idea de lo que es la Salud, ha ido cambiando de acuerdo al contexto histórico, político y social.
Según la corriente de pensamiento vigente en cada época, es que se puede contextualizar el concepto de salud y de enfermedad en diferentes momentos históricos, pudiendo señalar que:
En el paleolítico, el concepto de Enfermedad o pérdida de Salud estaba íntimamente relacionado con creencias religiosas y rituales. Se consideraba que la adquisición de una enfermedad era causada por espíritus, agentes sobrenaturales o hechiceros.
A partir del siglo V a.C, Hipócrates cambia esta concepción y afirma que las enfermedades son causadas por realidades terrestres, abandonando así la concepción mística, con el interés de una concepción científica del concepto. De esta forma se comienza a considerar al sujeto como un ser social. Este autor consideraba fundamental estudiar al individuo en su estado normal y en relación con su entorno, para determinar las causas que provocaran desequilibrio (hombre-medio exterior-sociedad) que lo han llevado a la enfermedad.
En el siglo 950 d.C,  se consolida la teoría de los 4 humores corporales (sangre, bilis, pituitas y melancolía), la cual establece que la salud del organismo depende del equilibrio de estos cuatro humores y está influenciada por condiciones naturales-ambientales. En otras palabras, la salud estaría determinada por la si existencia de estabilidad entre el hombre y su medio y la enfermedad surgiría de la ruptura de esta estabilidad.
En el siglo II d. C, Galileo (medico griego) sienta, en la práctica, la teoría de Hipócrates, reduciendo conocimientos anatómicos e incluyendo como práctica habitual el interrogatorio clínico (inicio de la técnica de la semiología). De este modo, los romanos iniciaron acciones ambientales para mejorar las condiciones sanitarias, lo que contribuyó a formar las bases de lo que hoy se considera Salud pública.
En el siglo VI d. C, cambió radicalmente el concepto de Salud y esto duraría durante toda la edad media, como consecuencia del dominio cultural,  ideológico e intelectual del cristianismo. Es en este periodo que  aparece la idea de que salvación de una enfermedad estaría relacionada con la esfera de lo espiritual y la no salvación, como el castigo frente a los pecados cometidos. Durante esta época se prohíben la experimentación y la investigación científica.
Es recién en el pasaje del feudalismo al capitalismo, que junto con la Revolución Industrial (periodo histórico que abarcó desde la segunda mitad del siglo XVIII hasta principios del siglo XIX), surgen nuevas ideas y se hace una diferenciación entre los términos hombre e instrumento, confundidos hasta este momento. Con el nuevo modelo mecanicista, es que el hombre se ve asemejado a una máquina, en cuanto a su funcionamiento y a las leyes que lo rigen. Es a partir de esta equiparación, que  la Salud es considerada como la estructura mecánicamente completa y fisiológicamente silenciosa (Bernard) y a la enfermedad, como cualquier falla estructural o disfuncionamiento (la maquina funciona bajo la premisa causa- efecto)
A lo largo del siglo XX, hubo tres diferentes modelos de Salud, que han proyectado enfoques de las distintas prácticas que forman el campo de la salud en la actualidad. Estos paradigmas son: el modelo Biologista, el modelo de la Tríada Ecológica y el modelo del Campo de la Salud.
-El Modelo Biologista, surge a principios del siglo XIX, y contempló al hombre y al medio ambiente, como dos elementos enfrentados.  Esto se relaciona con el surgimiento de las explicaciones biologistas de los estados de salud y enfermedad, como consecuencia del auge de los descubrimientos que privilegiaban a los microorganismos como principales causantes de enfermedades. Cualquier padecimiento físico, en este contexto, tenía una única causa específica y empíricamente y científicamente observable. Este modelo no fue suficiente para explicar la complejidad en los problemas de la salud, y cómo consecuencia de ello se llegó a la conclusión de que la asociación entre agente causal y el organismo, no era suficiente para producir patologías.
-El Modelo de la Tríada Ecológica, surge a principios del siglo XX y está basado en los postulados de la  epidemiología tradicional. En este modelo se reconoce el equilibrio entre tres elementos: el agente, el huésped y el medio ambiente. Con la consideración de lo antes expuesto se produce un adelanto en la concepción de salud- enfermedad: las causas de este proceso pueden ser múltiples. Si bien el reconocimiento del medio ambiente como  posible causa de muerte, incluye la idea de prevención y de factores de riesgo, se sigue desvalorizando el verdadero rol activo del huésped y del factor social, que pierde relevancia porque se lo considera un elemento más, es decir, no se le confiere especificidad.
-El Modelo del Campo de la Salud, también surgió en el siglo XX y reemplazó a la Tríada Ecológica. En este modelo, según Laframboise (1973),  se identifican cuatro elementos: medio ambiente, los estilos de vida, la biología humana y el sistema organizado de atención de la salud. El gran avance con esta propuesta es el reconocimiento del sistema de salud como factor de incidencia en la salud de los individuos. Organismos internacionales como OMS (1997) y la OPS (2003) han resaltado la importancia que tienen los factores como los estilos de vida (la toma de decisiones y la responsabilidad son a nivel individual e intervienen en la misma los aspectos biológicos de cada individuo), las costumbres (condiciones de vida, donde están incluidos los estilos de vida y hace referencia a las prácticas de los diversos grupos sociales donde pertenece el individuo) y los recursos destinados por los gobiernos para el cuidado de la salud de los pueblos en la salud- enfermedad de las poblaciones ( este factor está incluido en los modo de vida, ya que estos, resultan de la confluencia del medio natural, el sistema económico, el régimen político, lo cultural y la historia y abarca el conjunto de la sociedad).
Por otro lado, en el siglo XX, según Minayo, ha habido ciertas corrientes de pensamiento que han influido en el proceso de Salud-Enfermedad.
-Corriente Positivista: esta corriente tiene una concepción de la salud y de la enfermedad, donde se considera que están relacionadas con lo biológico y son hechos individuales. Existe una valoración excesiva de la tecnología, una creencia de que la medicina podrá erradicar todas las enfermedades, tratamiento subalterno a otros profesionales del área de la salud (enfermero, asistentes sociales, psicólogos etc.) y un menosprecio al sentido común de la población.
-Corriente de la Teoría Comprensiva y dentro de ella, la Fenomenológica: en esta corriente la salud tiene que ser pensada como un bienestar integral (físico, mental, social y espiritual) y el individuo, es el responsable frente a las cuestiones de la salud, el sistema de salud debe ser reorientado para analizar las causas ambientales, comportamentales y sociales que provocan las enfermedades, se promueven prácticas y medios naturales de tratamiento. Todo lo antes referido tiene como consecuencia, el cuestionamiento del rol del Estado, la aparición de grupos privados y voluntarios volcados al sistema de la salud y de nuevas formas institucionalizadas de la salud pública (asociaciones voluntarias, atención primaria, auto cuidado y educación y salud vinculadas a la investigación- acción, entre otras)
-Corriente del pensamiento marxista: la medicina y la salud se constituyen desde instancias del poder económico, político e ideológico y están fundamentadas en la base material de su producción, sin considerar las características biológicas o culturales en las que se producen.
-Corriente del pensamiento Sistémico o Ecosistémico de Salud Humana: Está fundado en la construcción de nexos que vinculan las estrategias de gestión integral de medio ambiente con un abordaje de la promoción de la salud humana. Lo biológico, lo social y lo ambiental interrelacionado en un paradigma que desafía las maneras firmales de pensar.

La definición de la salud que sustenta la OMS, está apoyada en la corriente de pensamiento fenomenológica, la cual ha tenido mucha influencia en el área de la salud, asociada a propuestas de Atención Primaria de la Salud. Esta definición propone un paradigma biopsicosocial que considera a la persona inmersa en un contexto histórico, comunitario, con variables socioeconómicas, como determinantes del proceso salud-enfermedad, considerándolo como fenómeno complejo que debe ser abordado desde la interdisciplinidad, entre otros.
En conclusión, a pesar de que la definición de la OMS resulto sumamente innovadora y que incorporó todos los aspectos relevantes de la vida, al incluir como básicos para el desarrollo humano a los aspectos físico, mental y social, en un contexto histórico, existen posturas críticas frente  a su enunciado sobre que la salud “es el estado completo de bienestar” ya que en este subyace la idea de salud como algo fijo y no como un proceso en continuo cambio y dinámico; es por ello que se debe hablar de Proceso Salud- Enfermedad, ya que tal como hemos podido observar a través de los distintos momentos históricos fue cambiando la cosmovisión de los conceptos que integran este proceso.